jueves, 13 de julio de 2017


viernes, 10 de marzo de 2017

ENSEÑE A SUS HIJOS A USAR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE FORMA SALUDABLE

Incluso los niños pequeños pueden beneficiarse de la tele y las aplicaciones educativas, afirman unos pediatras

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: martes, 31 de enero, 2017

LUNES, 30 de enero de 2017 (HealthDay News) -- Algunos expertos en salud pediátrica podrían haberse vuelto menos estrictos respecto al "tiempo frente a las pantallas" para los niños más pequeños, pero eso no significa que los padres deban utilizar los dispositivos electrónicos como niñeras, advierte una pediatra.

"La mayoría usamos los medios de comunicación a diario. Es la forma en que interactuamos con el mundo y aprendemos nuevas ideas", comentó la Dra. Sara Lee, de los Hospitales Universitarios Rainbow Babies y el Hospital Pediátrico, en Cleveland.

"Los niños deben saber cómo usarlos de formas saludables y efectivas", planteó Lee en un comunicado de prensa del hospital. Las nuevas directrices de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP), "dan a los padres mucha más orientación sobre cómo usar los medios de comunicación con sus hijos en casa", añadió.

En las nuevas directrices sobre el tiempo ante las pantallas, la AAP admitió que hay beneficios notables asociados con los programas o aplicaciones educativas, y al conectarse con amigos y seres queridos en línea, señaló Lee.

La academia recomienda ahora:

Los niños pequeños de menos de 18 años de edad deben evitar los medios en pantalla a menos que estén hablando con familiares en línea.

Los padres de niños de 18 a 24 meses de edad deben ver programas y aplicaciones educativas con sus hijos. Esos recursos se pueden usar como herramientas para ayudar a los niños a aprender.

Los niños pequeños de 2 a 5 años de edad no deben de utilizar más de una hora de pantallas al día. Los padres deben interactuar con los niños pequeños mientras ven un programa o usan un dispositivo.

Los niños de a partir de 6 años de edad deben ser monitorizados mientras usen dispositivos electrónicos. Los padres deben asegurarse de que el tiempo frente a las pantallas no afecte al sueño de los niños, ni a sus actividades sociales y físicas.

Ciertas horas del día y lugares en el hogar deben designarse como zonas "libres de medios". Todos los dispositivos electrónicos se deben apagar o no usarse en esas áreas.

Los padres deben tener un diálogo continuo con sus hijos sobre el civismo y la seguridad en línea.

"Uno de los principales puntos de las nuevas recomendaciones es la importancia de ver esos programas y aplicaciones juntos", dijo Lee. "Creo que eso refleja mucho lo que los padres ya hacen. Ahora pueden hacerlo sin sentir que hacen algo malo".

Aunque esas normas afectan el uso de dispositivos electrónicos de los niños, Lee apuntó que los hábitos de los padres también son importantes. Los niños ven a sus padres como ejemplos de cómo comportarse, explicó.

"Animo a los padres a examinar su propio uso de los medios", dijo Lee. "¿Cumple usted sus propias normas sobre las comidas o los periodos libres de pantallas? Las pantallas en su habitación de noche quizá tampoco sean buenas para usted".

También es importante que los padres controlen el tiempo que se pasa en línea o frente a una pantalla. Descargar aplicaciones con cronómetros que apaguen los medios automáticamente o que bloqueen los sitios de medios sociales tras un cierto tiempo podría resultar útil, sugirió.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: University Hospitals Cleveland Medical Center, news release, Jan. 23, 2017

Enlace a la noticia:

jueves, 26 de enero de 2017

LA TECNOLOGIA Y EL DESARROLLO DE LA EMPATIA


El cerebro de las futuras generaciones es ya diferente. Los niños tienen diferentes formas de aprender. Las condiciones materiales nunca han sido tan buenas en general, mientras que las condiciones afectivas han empeorado.

Cada vez se ven más niños y adolescentes en los que la empatía no se ha desarrollado. Niños que pueden desarrollar comportamientos más agresivos porque no se dan cuenta del mal que causan a los demás. Así nuestra cultura técnica, que mejora increíblemente los rendimientos de la comunicación, altera las capacidades de relación y emocionales.

Los niños que se desarrollan ante la pantalla no comprenden las mímicas faciales y no serán capaces de saber cuándo el otro está contento y cuándo está enfadado, ni hasta dónde se puede llegar.

Se pueden decir cosas malvadas que hieran la sensibilidad del otro, pero si tengo una empatía bien desarrollada me detendré, no me lo permitiré todo, porque podría dañar a la otra persona. Si no soy capaz de interpretar las mímicas faciales, entonces sigo sin darme cuenta de hasta qué punto puedo hacer daño.

En el futuro corremos el riesgo de que se desarrollen personas cada vez mas egoístas y narcisistas. Cuando se trata de egoísmo, sé lo que el otro quiere, aunque pasaré por encima de él. En el caso del narcisismo, no sé lo que el otro quiere, no pienso en ello, porque sólo yo cuento …..

Fuente: La resiliencia en el siglo XXI.

Boris Cyrulnik

miércoles, 21 de diciembre de 2016

LA AUTOESTIMA Y LA METAFORA DE LAS FICHAS DE POKER


Para despedir este año 2016, nos gustaría compartir con vosotros una metáfora muy sencilla, pero, a la vez, contundente y tremendamente clara, sobre la importancia de fomentar la autoestima en nuestros hijos y alumnos y de cómo les puede afectar una baja autoestima en su día a día.

No vamos a entrar en detalles porque ya lo hace maravillosamente bien su autor, Rick Lavoie, experto en educación especial. Este vídeo nos muestra el porqué de las reacciones de muchos de nuestros hijos y alumnos frente a la vida, la tarea y el aprendizaje, y cómo nosotros, padres y educadores, podemos comprenderles e intervenir adecuadamente.

Nos quedamos con la última frase que nos ha encantado y queremos compartirla con todos vosotros:

“Todo chico que se cruce en nuestro camino, que tenga más fichas de póquer cuando se acueste que las que tenía cuando se levantó.”


“FELICES FIESTAS Y GRACIAS POR VUESTRA CONFIANZA”


Enlace: